domingo, junio 04, 2006

La persistencia del ingenio


Todo comenzó hace dos años, cuando César Giles quien se dedica al diseño de publicidad, impresión y promocionales, recibió a una persona que le pidió unos relojes de pared, diferentes a todo lo existente en el mercado para sus clientes.

"Al investigar vi cuadrados, redondos, octagonales, de cucú, de péndulo, de tic-tac, etcétera, pero no encontré nada fuera de lo común. En un viaje a Italia observé algunos pintores que hacen paisajes y relojes artísticos. Pensé que si vinieran a México podrían hacer un gran negocio, porque no hay algo similar aquí", relató Giles.

Al observar el cuadro La persistencia de la memoria, del pintor surrealista Salvador Dalí, donde los relojes son blandos y parecen escurridizos, se le vino la idea de lo que ahora es un negocio que promete.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este tema:

Crear un vínculo

<< Home