jueves, abril 13, 2006

Almacenamiento digital

Casi todos sabemos qué es, pero no está de más recordarlo. Es la tecnología usada para almacenar datos e información en medios electrónicos mediante unidades básicas llamadas bits (contracción de las palabras en inglés Binary digIT) , o dígitos binarios. Como es sabido, el sistema binario consiste únicamente de dos números: 1 y 0. Por lo tanto, cualquier tipo de dato almacenado en un medio digital no es más que una sucesión de 1's y 0's.

Pues bien, a la par de casi todos los aspectos de la informática contemporánea, ha evolucionado rápida y espectacularmente. Hoy prácticamente todos poseen por lo menos uno de estos aparatos: cámara digital, digitalizador (scanner), teléfono celular, memorias de almacenamiento portátiles, reproductor MP3, de discos CD o DVD, o impresoras de última generación.

En sus inicios, el almacenamiento de datos era un híbrido mecánico-magnético con primitiva tecnología digital. Recordemos las unidades lectoras de disketes y los discos que leían. Al principio los disketes eran flexibles, de funda suave. Ahí adquirieron el nombre de floppy disks, o disco flexibles. Al tiempo, se redujeron de tamaño y adquirieron una funda rígida, pero el nombre no cambió.

Conforme el poder de proceso de las computadoras se incrementaba, también crecía la necesidad de almacenar más datos, por lo que esos discos pronto se hicieron obsoletos, lo que impulsó el surgimiento de los discos duros, llamados así por venir sellados dentro de una coraza metálica. El advenimiento de las telecomunicaciones también los hizo obsoletos en un santiamén, por lo que se empezaron a fabricar discos más compactos, con mucha mayor capacidad, más confiables y con capacidades ininmaginables pocos años atrás.

Hoy el Internet y la tecnolgía multimedia ponen a nuestro alcance miles de millones de millones de bytes (o "palabras", que es otra unidad de medición informática, formada por ocho bits), provocando que discos con miles de veces mayor capacidad que los primigenios disketes nos resulten insuficientes.

Hoy los medios de almacenamiento magnéticos son casi pieza de museo, tanto por su baja capacidad como por su escasa confiabilidad (¿a quién no se le dañó un diskete con archivos muy importantes?) Hoy lo que predomina son los medios ópticos, como los muy conocidos discos compactos y DVD's, que son grabados y reproducidos mediante un rayo láser.

Las tecnologías inalámbricas, al igual que el creciente mercado de dispositivos de almacenamiento digital, nos deparan muchas sorpresas en el futuro. Entre tanto, disfrutemos lo que hoy nos ofrece la tecnología actual.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este tema:

Crear un vínculo

<< Home